Crisis de sobreproducción mundial

Breve explicación:
Antes tenemos que recordar que los capitalistas son terriblemente egoístas, y hacen de la competencia entre ellos una forma de vida. Compiten por ver quién gana más, y si tienen que matar o hacer una guerra para conseguir una mayor ganancia, no tienen ningún problema. Son realmente criminales y genocidas.

1) Para poder ganar más, necesitan vender más y para vender más tienen que bajar los costos y los precios. Esto lo logran en primer lugar incorporando maquinarias de alto nivel tecnológico y en segundo lugar despidiendo a los trabajadores que ya no necesitan y así bajan los costos. Esto sucede en todas las ramas de la producción y el comercio. Los empresarios que no pueden incorporar altas tecnologías en la producción, se quedan por el camino y desaparecen como capitalistas. Esto sucede no solo en Argentina, sino en todo el mundo.

2) Más de 1.500 millones de trabajadores están desocupados en el globo terrestre. Y cuando la desocupación es masiva, la gente se empobrece y ya no puede comprar bienes como antes. Cae fuerte el consumo en el mundo. En un solo mes (junio del 2016) el consumo cayó un 10% en Argentina.

3) Cuando cae fuerte el consumo, osea las ventas, los capitalistas paran o reducen la producción, despidiendo o suspendiendo más trabajadores. Una mayor desocupación hace caer aún más el consumo y por lo tanto también la producción.

4) Y así se presenta una crisis que se profundiza constantemente hasta convertirse en “crisis crónica” y sin salida para el capitalismo. Sus consecuencias son entre otras cosas: la desocupación, la corrupción, las mafias, la inseguridad, la pobreza, el hambre, la desnutrición y la muerte, en cada vez más amplios sectores de la población.

Estamos hablando de producción y consumo, o sea de la economía real, material. Pero cuando se presenta esta crisis económica, también tiene consecuencias en las cuestiones financieras, el dinero. Por eso los economistas en forma unánime llaman a estos trastornos "crisis financiera". El asunto se presenta así: los capitalistas de todas las ramas de la producción y el comercio, y en todos los países sacan grandes créditos bancarios para comprar máquinas de altas tecnologías. Pero al despedir trabajadores por millones, hacen caer el consumo mundial, por lo que también caen la producción y sus ganancias. Al venirse abajo sus ganancias, los capitalistas no pueden pagar sus créditos bancarios, o sea que los bancos no pueden cobrar, por lo que entonces también éstos entran en crisis, junto con todos los organismos financieros nacionales e internacionales.
Es evidente entonces que la crisis financiera es una consecuencia de la crisis económica real y no su causa. O sea que primero se presenta la crisis en la producción y el consumo (Crisis de sobreproducción) y como consecuencia, la crisis financiera.
¡Los economistas burgueses-imperialistas se equivocan hasta en el nombre de la crisis!

About Ruben Cardozo

Ruben Cardozo
Recommended Posts × +

2 comentarios:

  1. buen articulo sobre economía real, felicitaciones, tiene una clara visión sobre este tema, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Nestor. Te devuelvo el abrazo. Estas notas no son mías. Son de todo el Movimiento MIJD: Comunícate a mi correo:
    ovidiopepe12@gmail.com

    ResponderEliminar