Se desmorona el relato kirchnerista


Todo movimiento destinado a imponer una dictadura, necesita cuatro cosas: adoctrinamiento, armamento, financiación y entrenamiento. Todo eso han venido recibiendo los grupos mercenarios kirchneristas. Pero el adoctrinamiento comenzó a venirse a pique. El relato kirchnerista que se ha venido abajo no es poca cosa para Cristina. Con él adoctrinaba a los cuadros militantes de La Cámpora, a los de la Tupac de Milagro Salas, a los presos kirchneristas organizados en Batallón Militante, a Miles de Luís Delía y hasta a los barras bravas de los clubes, entre otros, todos armados y preparados para masacrar al pueblo cuando Cristina vea la ocasión.

1) Uno de los puntos era y sigue siendo la defensa de los derechos humanos, pero terminó poniendo a un genocida de la dictadura militar en la cabeza del Ejército.: el General Milani, desde donde se provee de armas e inteligencia a los grupos paramilitares.

2) Otro de los puntos del adoctrinamiento cristinista era el desendeudamiento. Pero cuando asumió el kirchnerismo la deuda pública era de 125 mil millones de dólares. Sin embargo, después del relato que el viento se llevó, esa deuda en su totalidad está superando los 400 mil millones de dólares.

3) Además otra de las patas del relato-adoctrinamiento, era la lucha contra las corporaciones. Pero en el discurso de fines de abril del 2015 Cristina en persona llamó por cadena nacional a todas las multinacionales a invertir en Argentina. Se asoció a Chevron, defiende a las mineras extranjeras supercontaminantes y se niega a expropiar a las grandes corporaciones que dan ganancias.

4) Muchos discursos de Cristina y sus alcahuetes hemos escuchado trayéndonos la buena nueva de sustitución de importaciones y de la industrialización del País. Pero ya no se habla más de sustitución de importaciones, y lo que tenemos es una industria en crisis y en caída libre y el País con un déficit industrial que sumado al déficit energético, supera los 38 mil millones de dólares, millones de trabajadores desocupados y una pobreza creciente del pueblo argentino.

Una de las patas fundamentales del relato-adoctrinamiento, se vino abajo. Eso no es cualquier cosa. El adoctrinamiento coherente es una pata fundamental en el armado de grupos que se propongan jugarse la vida por una causa, aunque esta sea para salvar de la cárcel a narcotraficantes y mafiosos. Agarre lo que le den, pero no vote a Cristina. Está endeudando al País para hacer una campaña electoral multimillonaria con tal de salvarse de la cárcel por corrupción. Esa deuda la tiene que pagar todo el pueblo argentino. Vote por un movimiento que lucha por los trabajadores y todo el pueblo. Vote a los candidatos del MIJD.

About Ruben Cardozo

Ruben Cardozo
Recommended Posts × +