China no sabe que hacer con sus reservas

Hasta el 2002 el país de la gran muralla, tenía muy poco comercio con los países capitalistas. Pero ese año entró a la Organización Mundial de Comercio (OMC), abrió su frontera de par en par, permitiendo que la economía capitalista que estaba en una profunda crisis de sobreproducción, se encontrara con un mercado de 1.300 millones de nuevos consumidores. Toda la producción acumulada en el mundo fue a parar a china, y además las corporaciones multinacionales se instalaron en el País asiático, donde aprovechando la mano de obra barata y las altas tecnologías, lograban precios tan bajos que nadie en el mundo podía competir con los productos “made in China”, que en realidad eran hechos por los trabajadores chinos, pero la apropiación era de las multinacionales extranjeras. La industria china era totalmente atrasada, por lo que no podía competir con la tecnología de las grandes corporaciones.
Pero el Estado se llenaba de dólares cobrando impuestos a las cientos de miles de empresas extranjeras. A tal punto que cuando el mercado chino se saturó en el 2007-2008, el Estado tenía una reserva que duplicaba el billón de dólares. Sin embargo, junto con el mercado chino se saturaron todos los mercados mundiales por lo que el comercio mundial se vino abajo. ¿Qué le queda hacer con tanta reserva?
El comercio y la producción mundial están en caída libre. Los estados nacionales están fundidos. ¿Dónde invertir esas multimillonarias reservas chinas? Aquí viene el cuento chino. Según el Foro Chino-Latinoamérica y el Caribe, “el país asiático que en la última década, invirtió 100 mil millones en Latinoamérica, en la próxima se propone aumentar sus inversiones y créditos comerciales a 250 mil millones de dólares”.
O sea, que en medio de la crisis económica mundial, se propone más que duplicar los créditos para el comercio y otras inversiones. Es posible que pongan los dólares, pero lo que no es seguro y es casi imposible que luego los cobren. Porque “…es cierto que los gigantes Bancos estatales chinos y sus grandes compañías (estatales) son recién llegados al mundo de la inversiones y las finanzas internacionales. Nunca han experimentado los ciclos de auge y crisis que ya son familiares para los inversionistas de largo plazo en la región” comentó el financial Times. “Todo el mundo está esperando ver que harán los chinos en caso de default. Los chinos todavía no lo han experimentado nunca”, o sea que la incógnita es que harán cuando los países deudores dejen de pagar sus deudas.

Ovidio Pepe

About Ideas Comunitarias

Ideas Comunitarias
Recommended Posts × +