Del desendeudamiento al endeudamiento feroz

Cristina se propone dejar una tierra arrasada. Hambre y miseria que va a sufrir el todo el pueblo argentino


Necesita dólares para pagar la deuda externa, la importación de combustibles y aumentar las reservas del Banco Central, para respaldar la emisión de pesos y poder pagar subsidios como parte de la campaña electoral. El problema que tiene hasta ahora, es que nadie le quiere prestar, aunque pague un interés altísimo por los préstamos.
Hace diez días quiso vender al extranjero títulos públicos (papeles) por valor de 3 mil millones de dólares, pero no logró que le compraran ni uno solo. Entonces le sacó al Anses 170 millones de dólares, o sea, a los jubilados y otro 100 millones sacó de un fondo de Telecom. Pero de afuera no recibió ni un solo dólar y eso que ofrecía un interés que superaba el 10% anual, o sea, varias veces lo que se paga a nivel internacional, que está entre el 1 y el 2% anual.
Pero como no le importa el futuro de los argentinos, se propone dejar un país arrasado. Cristina piensa aumentar aún más los intereses de los títulos públicos o bonos que ofrece para conseguir dólares. En caso que pueda vender esos papeles, que serían deudas para el país, los tienen que pagar todo el pueblo después que se vaya esta Presidenta a descansar al Calafate o a la cárcel.
Y así, mientras “el relato” habla del desendeudamiento, se pasó a una deuda que crece a niveles escalofriantes. El país que ya debe al extranjero entre 200 y 300 mil millones de dólares, pasaría a una deuda récord. Cristina ve esto como positivo. Su plan es un rápido desgaste del gobierno que asuma en el 2016, y ella pretende volver cuando venza el mandato de su sucesor o cuando el pueblo lo voltee. Maquiavelo es un poroto al lado de Cristina. El MIJD reclama elecciones anticipada para que se vaya ya.

About Ideas Comunitarias

Ideas Comunitarias
Recommended Posts × +