El Pueblo desamparado

La represión del gobierno de Macri en el Borda es un claro ejemplo de los perjuicios que impuso el kirchnerismo en el Congreso con la reforma judicial. Ni bien creyeron que se venció la medida cautelar impulsada por los trabajadores, enviaron a la policía a desalojar y reprimir, sin percatarse que la cautelar seguía vigente. Imaginen como estos abusos del Estado, através de los gobiernos se multiplicarán, ahora que las cautelares contra el Estado tendrán menos duración: los Gobiernos (de Cristina y Macri) tendrán vía libre para imponer lo que quieren, y el pueblo queda desamparado.


Todos sabemos que existe la división de poderes en nuestra democracia: el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Los 3 poderes tienen que ser independientes entre sí. Lo que busca el gobierno (Poder Ejecutivo) es intervenir en la Justicia (Poder Judicial), algo que va en contra de la Constitución y de la democracia, y por lo tanto perjudica la calidad de vida de los argentinos. Con esta reforma el gobierno busca controlar a la Justicia poniendo jueces amigos que fallen a favor del gobierno.
Necesitamos vivir en un país normal, con una Justicia independiente y transparente, con jueces imparciales que puedan fallar de manera justa y transparente pensando en la gente, y no influenciados por el gobierno de turno. Esto nos afecta a todos los argentinos. La calidad de vida de las personas depende de cuán fuertes sean las instituciones, por eso es importante respetarlas, y respetar la Justicia.
Los jueces están para garantizar los derechos de las personas, no los intereses políticos de un gobierno Cuando la Presidenta decía: “Vamos por todo”, no mentía. Le toca ahora el turno a la justicia Si la medida cautelar por la ley de medios hubiera tenido vigencia solo por seis meses como propone el gobierno, la declaración de inconstituciona­lidad de los artículos cuestionados de la ley de medios seria llorar sobre el agua derramada. El perjuicio económico seria irreversible. La existencia de las cautelares tienen su justificación para proteger a los ciudadanos de los abusos del Estado, mientras se juzga el tema de fondo. Si al estado se le ocurriera instalar un corralito como en 2001 estaríamos expuestos al atropello sobre nuestro patrimonio nuevamente. Abramos los ojos. No debemos permitirlo. DIGAMOS BASTA!

Carmen Cossio, Coord. Nac. G. Catán

About Prensa MIJD

Prensa MIJD
Recommended Posts × +