El Che Guevara: un ídolo

Lo admiramos y lo admiran en todo el mundo, por su personalidad. Valentía sin límite, abnegación, coherencia política y espíritu de sacrificio. Hay libros y películas que se dedican a mostrar a este revolucionario incomparable. Millones y millones queremos ser como El Che.

Pero la admiración no nos puede tapar los ojos ante sus graves errores políticos. Escribió sobre las bondades de la guerrilla rural y urbana para terminar con el sistema capitalista-imperialista. Como vemos, el objetivo era noble. La consigna guevarista era la construcción de focos guerrilleros, es decir comenzar con poca gente armada y organizada. Eso era lo opuesto a lo que venían sosteniendo los revolucionarios desde que se comenzó a hablar de revolución obrera en el siglo XIX. Ellos organizaban a la clase obrera y a todos los trabajadores promoviendo movilizaciones callejeras y construyendo movimientos o partidos políticos revolucionarios, como lo hicieron los anarquistas, los socialistas, o los comunistas. Convencidos por el guevarismo, jóvenes, en su mayoría universitarios, o de clase media, comenzaron a organizar guerrillas a fines de los años 60. Nacieron entonces los Montoneros, los Tupamaros, el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), entre otras organizaciones en Latinoamérica. El resultado de esa aventura aconsejada por “el Che” terminó en un desastre en todos lados. Sólo en Argentina murieron o desaparecieron 30.000 personas, en su mayoría jóvenes valiosos y valientes. Mientras que el imperialismo sigue vivito y coleando. El mismo destino les deparó a las guerrillas mejicanas, guatemaltecas y de todo Centroamérica. Solo las FARC se mantienen, pero encapsuladas en la selva colombiana desde hace más de 40 años.

Ante éste desastre, los pueblos les dan la razón a los revolucionarios de los siglos XIX y XX y se mantienen en la calle, se organizan en partidos o movimientos revolucionarios, y hacen sentir a los gobiernos la fuerza y el poder de las movilizaciones obreras y populares. Varios gobiernos defensores del capitalismo y el imperialismo lo están viviendo en carne propia, no solo en Latinoamérica, sino también en Europa y en los países Árabes.

Tomando la moral revolucionaria del Che, el MIJD lucha en las calles y es parte de las movilizaciones populares que viene enfrentando al Gobierno kirchnerista en la pelea contra los planes de hambre y ajustes.

About Ideas Comunitarias

Ideas Comunitarias
Recommended Posts × +