Cómo se llega a la inflación, cómo se llega a los saqueos

Existen dos causas fundamentales de cualquier inflación: Una es que crezca el consumo, mientras que la producción se mantenga igual o disminuya; hablando en términos económicos, podríamos decir que crezca la demanda mientras cae la oferta, y entonces suben los precios. Esa es la versión de lo que pasa con la inflación según el Gobierno. El relato kirchnerista, es que gracias a la capacidad política y la inteligencia de Cristina, la gente consume más, compra más cosas con la misma plata y la producción no alcanza a cubrir toda esa demanda y por lo tanto suben los precios. Y dicen que la gente está fenómeno, porque tiene plata para comprar cada vez más bienes y alimentos. Los pobres e indigentes son tan pocos que ni siquiera merecen contabilizarlos. No existen, según los K.
La otra causa de la inflación, es lo opuesto al relato oficial. En realidad, la gente está desocupada, crece la pobreza y el hambre, hay que subsidiar a los pobres, al transporte, a la industria, a la energía, a YPF, a Aerolíneas, comprar combustibles al extranjero y pagar la deuda externa. El Estado se quedó sin fondos; y por otra parte, las empresas exportan cada vez menos y eso hace que entren menos dólares y euros al país en concepto de impuestos aduaneros y ya no alcanzan a cubrir o respaldar la cantidad de pesos que emite constantemente el Gobierno. Porque como se sabe, el valor del peso depende del respaldo que tenga en divisas, es decir, en dólares, euros u oro que están a cargo del Banco Central. Y encima, Cristina sigue sacando las divisas que quedan en esa institución financiera estatal.
La emisión de pesos sin respaldo es de alrededor de un 40% anual, o sea, unos 70 mil millones de pesos sin respaldo cada año, que hace que se devalúen todos los pesos que están circulando por todo el país. Entonces, no es cierto que la gente compra más con la misma plata, sino que no compra ni la mitad de los que compraba hace un año atrás. Porque el peso se devalúa a causa de una emisión constante e irresponsable del gobierno kirchnerista. Es como largar cheques sin fondo.


Es por eso que el Gobierno “se sorprende” por los saqueos
Claro, si para ellos no hay pobres, si la gente está bien, si no hay indigentes, si todos tienen para pasarla fenómeno en navidad y año nuevo, “¿cómo puede ser que salgan a buscar comidas y otras cosas necesarias para la vida? Los pobres no pueden hacer eso, porque no existen. Deben ser algunos otros.”
Y así, continúan con su relato: “Son los grupos de izquierda que rompieron los vidrios de la Casa de Tucumán” dijeron cuando estalló Bariloche. Pero rápidamente los reclamos de alimentos y demás cosas, se extendieron a otras provincias y entonces se olvidaron de los grupos de izquierda. “Tanta fuerza no pueden tener.” Había que buscar otros responsables y los encontraron en otros políticos. Pero los reclamos seguían creciendo, y tanta fuerza no podía tener la oposición, entonces terminaron culpando a los sindicalistas opositores.
Esto es lo que pasa cuando se miente tanto. Al final el mentiroso termina creyéndose sus propias mentiras. Esa gran mentira, de que en Argentina “los pobres no existen.”

About Ideas Comunitarias

Ideas Comunitarias
Recommended Posts × +