La caída del consumo en un círculo vicioso

En el mes de abril del 2012, solo en Buenos Aires cayeron las ventas de inmuebles, viviendas un 20%, las de autos en todo el país un 24,4%, el cemento 16% y el hierro para la construcción un 11,5%; mientras que lo último que la gente deja de comprar, que son los alimentos, como fideos, aceite, azúcar, arroz, se vendieron un 2,6% menos en los almacenes de barrio. Los productos lácteos, se vendieron un 3,4% menos y la venta de los artículos de limpieza cayeron un 3,7%.

En los supermercados la venta se estancó al mismo nivel que el año pasado, a pesar que la población crece cada año medio millón de personas. Esto significa que también cayeron las ventas en los grandes comercios. Por otra parte, la venta de productos industriales cayeron en abril un 3%.
Si el consumo sigue cayendo a la velocidad de un promedio de tres por ciento mensual, en un año las ventas de productos de consumo masivo pueden caer un 36%; lo que paralizaría la producción y se producirían millones de nuevos desocupados.

La caída del consumo se debe a dos cosas: primero a las suspensiones y despidos crecientes en todo el país, que se suman año a año a otros millones de desocupados. Y segundo, a la suba permanente de los precios que hacen que la plata no valga nada. Según las consultoras privadas, desde el año 2007 hasta la fecha, el peso perdió dos tercios de su valor. O sea que los 100 peso del 2007 ahora solo valen 34,7.


Las consecuencias la sufren los obreros en todo el país. Cristina, que tanto le gustan las cadenas nacionales y las video conferencias con sus “aplaudidores”, podría convocar a los miles de despedidos de la empresa Alpargatas, o a los suspendidos de Renault, aver qué opinan de su gobierno.

About Ideas Comunitarias

Ideas Comunitarias
Recommended Posts × +