El Capitalismo es tóxico para la humanidad


Todos los problemas del capitalismo se profundizaron al estallar la crisis del 2008. Las locomotoras que iban a sacar de la crisis al sistema (los BRIC, Brasil, Rusia, India y China) fundieron el motor a los pocos metros de comenzar a andar. Eran nuevos mercados que aparecieron a partir de la apertura china en el 2002. Las empresas multinacionales de todo el mundo les vendían todo lo que podían a esos países y al resto del mundo. Y se instalaron en los BRIC para aprovecharse de la mano de obra barata, que combinada con las altas tecnologías lograban productos tan baratos que nadie podía competir con ellos.


En el Mercosur se pusieron a prueba dos políticas opuestas

Brasil había optado por mantener su moneda, el Real, con un valor alto; mientras que Argentina decidió que el peso valiera una miseria. Dos políticas opuestas, ¿a quien le fue mejor?:
Los dos perdieron. A la Argentina le sirvió una moneda devaluada para producir barato, pagando bajos salarios y materias primas devaluadas, “reduciendo costos”. Exportar, recibir dólares y euros, y hacer una diferencia importante con el cambio. Sin embargo Brasil priorizó una moneda de mayor valor para mejorar el nivel de vida de la población, incorporó mucha mano de obra, pero sus productos eran caros. Las empresas multinacionales igual eligieron Brasil para instalarse. El "País de Pelé" tenía una mejor infraestructura, o sea mejores puertos, más autopistas, menores impuestos, más seguridad jurídica, un gobierno más confiable, como era el de Lula Da Silva. Todas “virtudes” que no tenía Argentina.

Todo eso se acabó cuando el mercado chino que absorbía la producción brasileña y argentina se saturó de todo tipo de productos y comenzó a caer el consumo mundial en el 2008. China que producía a tasas enormes y crecía un 12 o 13% anual, en el 2011 apenas llegó al 8%. Brasil que desarrollaba su producción a un 5% anual, el último año solo consiguió un 2%. Algo parecido les pasó a India, Rusia y Argentina, que del 9% cayó al 4% en el 2011.

Finalmente, tenemos que decir que lo que estamos sufriendo es la descomposición del sistema imperialista y no hay con qué frenarla. No hay locomotora que pueda arrastrar un tren con vagones podridos y hechos pedazos. Es todo el Capitalismo el que está podrido, es tóxico para la humanidad.

About Prensa MIJD

Prensa MIJD
Recommended Posts × +