Por un Banco Central del Pueblo



Respetar las normas y no tocar las reservas custodiadas por el Banco Central



Considerando que:
1) Las reservas que están en poder del Banco Central, son divisas que cumplen la función de respaldar al peso. Y por lo tanto se requiere que se respete las normas que regulan las políticas y funcionamiento de esa institución.
2) En caso que se modifiquen esas normas legales, para que el Gobierno pueda hacer frente a la deuda pública (interna y externa), caerán esas reservas y con ella el respaldo al peso.
3) La caída del respaldo al peso significará que nuestra moneda perderá su valor y por lo tanto no cumplirá con su función que es el de adquirir los bienes necesarios para la vida. En caso que se apruebe la reforma de las normas, como se propone llevar a cabo el Gobierno Nacional y se vacíen las arcas del Banco Central, los argentinos veremos crecer imparablemente los precios de los bienes, hasta desembocar en la hiperinflación.
4) El MIJD considera que nuestro País debe ser serio y cumplir con sus compromisos internos e internacionales. Pero teniendo en cuenta los múltiples cuestionamientos a la deuda, nuestro deber es realizar una investigación detallada y seria por personas idóneas, preferentemente pertenecientes en su mayoría a la oposición, ya que el oficialismo viene pagando la deuda externa sin haber encarado una investigación minuciosa como la que reclamamos. Y con la reformas de las normas del Banco Central ha confesado que va a continuar con ésta conducta.
5) Mientras dure la investigación, no se debe pagar u solo dólar a los organismos financieros internacionales. 
6) Nuestra Organización propone que antes de tocar las reservas nacionales, se expropie las empresas multinacionales para que las ganancias que producen los trabajadores y el suelo argentino, queden en el País y se pueda no solo hacer frente a los compromisos externos lícitos, sino fundamentalmente pagar la deuda interna, que significa un reparto equitativo de la riqueza, trabajo y salarios dignos para todos los trabajadores activos y jubilados, viviendas para todos los argentinos e impulso a la educación, a la tecnología y las ciencias.


El MIJD propone:

1) La norma que regula la política y el funcionamiento del Banco Central no se podrá modificar como lo quiere hacer el Gobierno Nacional, con el fin declarado de utilizar las reservas para gastos del Estado y cumplir con la deuda pública.
2) Esas reservas son el respaldo del peso argentino.
3) En el caso en que se gaste esa reserva se le estará quitando respaldo a nuestra moneda y por lo tanto creando un inflación que irá en aumento hasta desembocar en la hiperinflación, donde los que más sufrirán serán los sectores más empobrecidos de nuestro pueblo.
4) Debemos hacer frente a la deuda, pero antes se necesita realizar una investigación a fondo y minuciosa de su origen.
5) Mientras tanto no de debe pagar ni un solo dólar. Y no se puede pagar una deuda que no se sabe cómo se contrajo, que se hizo con ella, que pactos existieron entre los prestamistas internacionales y los gobiernos de turno.
6) Antes que tocar las reservas nacionales, el MIJD propone la expropiación de las empresas multinacionales para que las ganancias que producen los trabajadores y el suelo argentino, dejen de llevarse al extranjero y queden en nuestro País, para hace frente a la deuda interna, abriendo fuentes de trabajo, pagando un salario digno, construyendo viviendas para todos los argentinos y fomentando la educación.

Ovidio Pepe- Asesor Parlamentario

About Prensa MIJD

Prensa MIJD
Recommended Posts × +