Al kirchnerismo no le importa la educación

No empiezan las clases en varias provincias. Nosotros luchamos por una educación popular. Peleamos por aumento ya a los docentes



Con la crisis mundial del capitalismo que comenzó a agudizarse a partir de finales de los años 60, y se profundizó a partir del 2008 se produjeron despidos masivos. La desocupación trajo aparejada la caída del consumo, lo cual llevó a las empresas a perder ventas y por lo tanto a despedir más personal obrero y profesionales como técnicos, ingenieros, contadores, administradores.
Hasta los años 70 el sistema necesitaba gente preparada para realizar cualquier trabajo y por eso en Argentina los gobiernos habían fomentado las escuelas técnicas y universidades en todo el país. Pero a partir de la aparición de la crisis, cuando se vieron obligados a los despidos masivos, llegaron a la conclusión de que la educación es un gasto inútil para los Estados, y por lo tanto implementaron la política de reducción de los gastos para las escuelas y universidades. El personal con oficio o profesionales que necesitaban era poco.
El Gobierno “Nacional y Popular” de Cristina se acomodó a este sistema. “Pagaron el pato” los docentes, que empezaron a recibir sueldos cada vez más miserables. Se puso de moda el “tenés más hambre que maestro de escuela”. Se abandonó el mantenimiento de los edificios escolares y universitarios, se dejó de equiparlos, se le puso traba al ingreso a las universidades, como ser los exámenes de ingreso, entre otros. Se promulgaron leyes que atentaban contra la Educación, como fue la Ley Federal de Educación de la época de Menem.

Por una educación en manos del pueblo
Mientras exigimos al gobierno mejores salarios para los docentes, un mayor presupuesto para la educación, y acompañamos esa lucha, el MIJD ha organizado una Universidad Popular oficial, con 75 anexos en 13 provincias y se sigue agrandando. Levantamos la bandera de la educación, abandonada por el capitalismo, para que las jóvenes y no tan jóvenes generaciones tengan la posibilidad de acceder a un trabajo. Pero además luchamos por un gobierno de los trabajadores y el pueblo que construya otro país, más justo y equitativo. Y no se puede luchar por el gobierno si no se tiene cierta preparación política y profesional. Y el día que lleguemos al gobierno, necesitaremos una mayor preparación aún, ya que tendremos la obligación de gobernar.
Vamos por un gobierno de los trabajadores que decida que todos los medios de producción, (fábricas, máquinas, grandes extensiones de tierra, minerías, que hoy están en manos extranjeras) pasen a ser propiedad de todo el pueblo. Tendrá que competir con el capitalismo mundial que aplica en la producción las más altas tecnologías. Y en esa competencia tendremos que superarlo. Y podremos hacerlo porque un gobierno del pueblo deberá dar prioridad a la preparación técnica y científica, contando con el nivel alcanzado por nuestro país y creando institutos científicos y técnicos, así como universidades en todos los rincones del territorio nacional. Un gobierno del pueblo deberá apoyarse en las opiniones y las decisiones de todos los trabajadores, y esa es nuestra ventaja. Y no como las empresas capitalistas donde las decisiones las toman los gerentes y por lo general contra los intereses de los obreros, profesionales y de todo el pueblo.

Luchemos por el trabajo digo. ¡Fuerza docentes!

About Ruben Cardozo

Ruben Cardozo
Recommended Posts × +