Contra las mentiras del kirchnerismo

“Amado Boudou es un fenómeno. El tipo canta, toca la guitarra, anda en moto, sale en las revistas, es divertido, canchero, ríe, da buenas noticias, trasmite confianza, seguridad y económicamente anda un violín.
Por lo tanto, yo le aconsejo a usted amigo lector, que salga corriendo, haga un pozo en el fondo de su casa y entierre dólares, euros o yenes o moneditas de oro que pueda tener, o escrituras o fideos, arroz, o haga cualquier cosa, porque lo más probable es que se venga una hecatombe, que es lo que suele suceder cuando un ministro de economía canta, toca la guitarra, anda en moto, sonríe, cancherea y es feliz en medio del quilombo económico mundial más grande que hubo desde el crack de 1929”

La Argentina mantiene exportaciones agropecuarias por miles de millones de dólares, pero tanto la producción como la exportación están en manos extranjeras, que se llevan del País los dólares y euros que reciben del exterior. Pero un porcentaje mínimo queda en manos del Estado, en concepto de impuestos de aduanas y otros. Sin embargo esa plata no alcanza para afrontar todos los gastos estatales y entonces los gastos son mayores que las entradas al tesoro nacional.
Sepa que por eso el País tiene un gran déficit fiscal, pero para disimular esta situación, el kirchnerismo gasta la plata de los jubilados que está (o debiera estar) en la caja del ANSES y el PAMI. Al Gobierno no le queda otra que disminuir los gastos, fundir la caja de los jubilados, o pedir prestado y endeudar cada vez más al Estado, hasta que nadie le quiera prestar, salvo que paguemos altísimos intereses, como ya está sucediendo.
Al kirchnerismo no le queda otra que hacer lo mismo que en el resto del mundo: el ajuste salvaje, con o sin anestesia. Necesita despedir cientos de miles de empleados públicos y privados y bajarles los sueldos por medio de la inflación. Terminar con las pocas cooperativas de trabajo que quedan, reducir al mínimo las obras públicas, la construcción de viviendas, lo que conduciría a cientos de miles de personas a vivir en la calle o tomar tierras, como ya lo estamos viendo en Jujuy y todo el País e incrementará la desocupación escandalosa que ya existe. Planean acabar con los planes sociales, con los subsidios a la luz, el gas, el transporte, los ferrocarriles, el subte etc. Esto significa la suba de los boletos y de las tarifas de los servicios. Se propone devaluar el peso para que la producción nacional pueda exportarse y “sea competitiva”. Devaluación del peso significa una mayor inflación, que junto a los despidos y rebajas salariales, conducirá a una mayor hambre para una cantidad mayor de la población.
El MIJD alerta sobre los ajustes que está preparando el Gobierno de Cristina para después de las elecciones, si gana. Llamamos a los trabajadores y a todo el pueblo a responder como los trabajadores y estudiantes chilenos, las juventudes y desocupados de los países árabes, europeos y de todo el mundo. No le creamos a Cristina cuando dice que aquí no va a llegar la crisis mundial. HACE RATO QUE LLEGÓ, y se nota en los sueldos miserables que no alcanzan, la desocupación, la precarización laboral, la falta de viviendas, la pobreza creciente, la inseguridad; ni siquiera nuestros chicos pueden salir a la vereda. Ya estamos en crisis, pero lo que se viene es mucho más que esto.

About Ruben Cardozo

Ruben Cardozo
Recommended Posts × +