Un Gobierno un poco torpe y poco hábil

Las políticas que nos hacen mal a todos, y a ellos mismos


Enfrentó a Blumberg mandando a D’elia con su patota, pero fue contraproducente, porque el padre de Axel llevó a la Plaza de mayo más de 150.000 personas reclamando al Gobierno seguridad; un problema que el kirchnerismo fue incapaz de solucionar. D’elia se tuvo que volver con la cola entre las piernas desde el Obelisco y los Kirchner se escaparon durante una semana a El Calafate. ¿Hacía falta atizar tanto el fuego para después salir rajando? Más que una inhabilidad, eso fue una estupidez política sumada a una soberbia que solo domina a las mentes estrechas.

Poco después estalló la lucha del campo y nuevamente los “pingüinos” salieron a enfrentarlos, sumando a la patota de D’elia la de Moyano. ¿Para qué exacerbar tanto los ánimos, si después tuvieron que besar la tierra frente a los productores del campo? Fue tan grande el error kirchnerista al enfrentar al campo, que las terribles derrotas que vienen sufriendo en las elecciones de Capital y Santa Fe demuestran que está viva en la cabeza de la gente aquella gran lucha. Después de toda esta experiencia ¿se puede decir que el kirchnerismo está compuesto por buenos estadistas?

Compraron a la Fundación de Madres de Plaza de Mayo (principalmente a Hebe De Bonafini), para usarlas en las elecciones diciendo: “están con nosotros los organismos defensores de los derechos humanos”. Pero su ceguera y ambición no les permitió ver lo que luego iba a ser una bomba que le iba a estallar en la mano en medio de la campaña electoral, cuando se descubrió que desde la Fundación se robaron toda la plata que deberían ir para la construcción de viviendas para la gente más necesitada.

¿Son buenos estadistas los que vetaron el 82% para los jubilados, después que esa resolución fue aprobada por el Congreso y la Corte Suprema? ¿Podemos calificar como hábil a un gobierno que se queda con la plata de los jubilados para hacer política electoral mientras nuestros mayores se mueren de hambre?

Cuando asumieron prometieron que no iban a reprimir la protesta social. Pero solo en los últimos tres años y medio ya llevan 14 muertos en reclamos populares.

Tan corto de vista es el kirchnerismo, que creyó que con las patotas arreglaba todo. Organizaron y utilizaron las patotas de la burocracia sindical, las de los barrabravas, las de ciertos piqueteros, de “La Cámpora”, las de Milagro Sala, etc. Todos procederes torpes, que torpedearon la base electoral del cristinismo.

About Ruben Cardozo

Ruben Cardozo
Recommended Posts × +