Por el Socialismo del MIJD


El MIJD es una organización política socialista. No un Socialismo de “traje y corbata” (como el de Francia, España, o el de Hermes Binner aquí), sino un Socialismo que vaya contra el Establishment. Todo Socialismo comienza por lograr un gobierno de los trabajadores y de todo el pueblo. Un poder de este tipo no significa el Socialismo en su conjunto, sino su comienzo, un gran paso hacia ese objetivo. Es una primera etapa. Según los maestros de la clase obrera y teóricos del Socialismo, como fueron Carlos Marx y Federico Engels, bajo un gobierno de los trabajadores, o sea cuando la clase obrera recién toma el poder, el Estado sigue siendo todavía y hasta cierto punto, un Estado capitalista que está obligado a respetar el mercado “burgués”. El reparto de la riqueza sigue siendo por todo un periodo, más o menos así: “dar a cada cual según su capacidad”.

La lucha por el Socialismo en una segunda etapa, se basa en la necesidad de un reparto justo de la riqueza. Aparece como respuesta a esa gran injusticia que significa que mientras que la producción se realiza en forma colectiva, la apropiación es individual. Decimos producción colectiva porque los que trabajan y producen son una masa de gente, una multitud que se sacrifica diariamente, mientras que los que se quedan con la producción, las ventas y las ganancias, son unos pocos que se apropian del trabajo ajeno.

Pero además, la lucha por el socialismo en una segunda etapa, significa que gracias a que el actual interés individual capitalista pierde poder, la humanidad puede seguir avanzando hacia cada vez mejores condiciones de vida, empezando por el mejoramiento de las cuestiones económicas. Este avance supone un aumento permanente de la producción sustentable de la riqueza, a tal punto que llega un momento en que el reparto pasa a realizarse de “a cada uno según su capacidad”, a “a cada uno según su necesidad”.

¿Cual es la diferencia? Que en la primera etapa los individuos más capaces viven mejor gracias a su capacidad, mientras que aquellos que nacieron con menos oportunidades de educación, de instrucción, con problemas físicos o mentales, viven peor. La sociedad todavía no puede hacerse cargo de todos, de brindarles las condiciones de vida que se merecen.

En la segunda etapa, gracias al crecimiento económico y cultural de la sociedad, se pone el acento en los más débiles, ellos pasan a ser los privilegiados y el reparto se realiza “a cada uno según sus necesidades”. O sea los más capaces dejan su lugar de privilegio a los más débiles.

“Ni loco voy a dejar mi buena vida a otros”. Podrá escucharse, es que para desarrollar la cultura de la solidaridad se necesita tiempo. O sea salir de un sistema individualista y egoísta como es el capitalismo y pasar a un sistema donde crezcan los demás. Porque si ellos crecen crecemos todos.

Uno de los grandes dramas en la historia humana fue y es la esclavitud laboral. Durante muchos años la clase obrera peleó y murió por reducir la jornada laboral de 14 o 16 horas a 8. Uno de los primeros logros que el Socialismo se propone alcanzar, es la liberación de la clase trabajadora de las largas horas de trabajo: comienza a desaparecer la esclavitud laboral, ya que gracias a las altas tecnologías se puede trabajar digamos unas 4 horas diarias, dar ocupación a todas las personas en condiciones de trabajar que hoy están excluidas del sistema productivo y podrían llevarse un salario mayor que si hubieran trabajado 8. Pero el avance tecnológico no se va a detener nunca, debido a que el Estado obrero, va impulsar la organización de institutos científicos, tecnológicos y universidades en todos los barrios, no sólo para incluir en el estudio a toda la gente, sino para que se desarrollen miles y miles de ingenieros, técnicos y científicos de todas las ramas. Esto significa que seguirá desarrollándose la tecnología y en poco tiempo, en vez de trabajar 4 horas por ejemplo, lleguemos a 3 y más adelante a 2, luego a 1 y podemos seguir así hasta minutos.

¿Pero esto no significa que se está promoviendo la vagancia?”. Trabajar menos horas significa que en menos tiempo se produce lo necesario para la vida de toda la humanidad. Nuestra especie tendría casi todo el tiempo libre para hacer lo que más le guste: estudiar ciencia, tecnología, artes y muchas disciplinas más. Estar con la familia, hacer deportes, irse de vacaciones. Todas las personas serían completamente libres y empezarían a vivir realmente como seres humanos. El Socialismo genuino es decir chau a la esclavitud laboral.

About Ruben Cardozo

Ruben Cardozo
Recommended Posts × +