Hace dos años que conocemos a la verdadera Bonafini

Fue el 15 de Diciembre del 2009 cuando enfrentamos duramente a Hebe de Bonafini. Raúl Castells junto a compañeros chaqueños estaba haciendo una huelga de hambre en Plaza de mayo por la miseria de El Impenetrable, y Las madres armaron un acto en el mismo lugar y su programa de radio. Al tiempo que una multitud de personas pertenecientes a la comunidad boliviana se hizo presente con un compatriota muerto en un cajón y pidiendo justicia: gatillo fácil en Lomas de Zamora y una familia que ya no tenía más a su padre. La movilización pasó por la Plaza y recibió el apoyo del MIJD; se acercó al acto de las madres, para pedir solidaridad y poder decir algunas palabras através del programa de radio, pero fue rechazada violentamente. Bonafini les gritó a los bolivianos "¡Váyanse de acá bolivianos de mierda!" "¿Quién los mandó?" "La Plaza es nuestra". Así, sin más, sin reflexionar sobre el dolor de esas personas, prejuzgando, discriminando y con la arrogancia de querer adueñarse de una plaza pública. Entonces Castells respondió a los insultos de Hebe de Bonafini y se armó una trifulca que muchos recordarán.


La actitud de la jefa de Las Madres convenció al movimiento de la mala persona que era Hebe De Bonafini. Hoy ya no quedan dudas, con las multimillonarias estafas que cometieron con los planes de viviendas y otras actividades, en complicidad con el Gobierno de los Kirchner. Ahora le quieren echar toda la culpa al delincuente de Shoklender, mientras todos los corruptos y cómplices se quieren lavar las manos.
Castells también fue el primero que desenmascaró a la Fundación desde el Chaco, cuando denunció que cobraban al Estado más de cuatro veces lo que valían las casas que construían, todo sin previa licitación, con privilegios sólo por ser afín al kirchnerismo.
Quieren usar la lucha por los derechos humanos, la lucha de las Madres de Plaza de Mayo para ocultar la corrupción y el clientelismo kirchnerista. Esa lucha de Las Madres en su conjunto no puede justificar el robo de los Schoklender, ni la complicidad de Bonafini. Esto debe castigarse, sea quién sea, y estén con quienes estén.

About Ruben Cardozo

Ruben Cardozo
Recommended Posts × +